Circular 34

 

Barcelona, a 25 de julio de 2023.

 

Apreciados Clientes,

Con la presente circular les informamos de las novedades sobre Orden ISM/835/2023, de 20 de julio, por la que se regula la situación asimilada a la de alta en el sistema de la Seguridad Social de las personas trabajadoras desplazadas al extranjero al servicio de empresas que ejercen sus actividades en territorio español.

 La norma define a los desplazados como los trabajadores empleados en España de una empresa que ejerce sus actividades en territorio español y son enviados por ésta a otro país con el fin de realizar un trabajo asalariado por cuenta de esta empresa.
En su artículo 3, contempla los supuestos de situación asimilada a la de alta:
1)  El desplazamiento de trabajadores a un país en el que no resulte aplicable ningún instrumento internacional en materia de coordinación de los sistemas de Seguridad Social (art. 3.a) o en el que, incluso, siendo aplicable un instrumento internacional, tales trabajadores no estén incluidos dentro de su ámbito de aplicación subjetivo (art. 3.b).

Se considerarán en situación asimilada a la de alta en el régimen de la Seguridad Social en el que estuvieran encuadrados, continuando la obligación de cotizar, tanto por parte de la empresa como de los trabajadores desplazados, mientras éstos permanezcan en el país de destino y se mantenga la relación laboral con la empresa española.

La empresa deberá comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social el desplazamiento de los trabajadores con anterioridad a su inicio.

La acción protectora correspondiente a este supuesto comprenderá los subsidios por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes o profesionales, nacimiento y cuidado de menor, ejercicio corresponsable del cuidado de lactante, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, además de las pensiones contributivas de incapacidad permanente y muerte y supervivencia derivadas de contingencias comunes o profesionales y la pensión contributiva de jubilación, con la extensión y alcance previstos en la normativa aplicable al régimen de la Seguridad Social en el que estuvieran encuadrados.

2) El desplazamiento de trabajadores a un país en el que resulte aplicable un instrumento internacional en materia de coordinación de los sistemas de Seguridad Social que prevea la aplicación de la legislación de Seguridad Social del país de origen durante este desplazamiento, una vez agotado el periodo máximo de duración previsto para el desplazamiento, incluidas las prórrogas que se hubieran autorizado, en caso de que éstas se contemplen en el respectivo instrumento internacional (art. 3.c) o cuando el instrumento internacional en materia de coordinación de los sistemas de Seguridad Social no prevea la figura del desplazamiento de trabajadores por sus empresas al territorio de la otra parte (art. 3.d).

Los trabajadores desplazados al extranjero por sus empresas para trabajar por cuenta de las mismas podrán continuar sujetos  voluntariamente a la legislación española una vez agotado el periodo máximo de desplazamiento previsto en el respectivo instrumento internacional, incluidas las prórrogas que se hubieran autorizado, si estuvieran previstas en este instrumento.

La empresa, previo acuerdo con estos trabajadores, podrá solicitar a la Tesorería General de la Seguridad Social que aquellos continúen sujetos a la legislación española de Seguridad Social, en situación asimilada a la de alta en el régimen de la Seguridad Social en el que estuvieran encuadrados, con los siguientes efectos:

  • Si la solicitud se presenta con anterioridad a la fecha en que finalicen los períodos de desplazamiento previamente referidos y hasta el último día del mes siguiente al de esta fecha, la situación asimilada a la de alta comenzará a partir del día siguiente de aquel en que finalice el período de desplazamiento anterior.
  • Si la solicitud se presenta fuera del plazo señalado anteriormente, la situación asimilada a la de alta comenzará a partir del día de presentación de la solicitud.

Los trabajadores y las empresas deberán formalizar por escrito, de manera conjunta y en el modelo oficial, un acuerdo para la aplicación de la legislación española en materia de Seguridad Social, con independencia de la aplicación obligatoria, asimismo, de la legislación en esta materia del país en el que se encuentren desplazados que, en su caso, pueda proceder.

Las empresas estarán obligadas, en todo caso, a poner a disposición de la Tesorería General de la Seguridad Social este acuerdo junto con la solicitud, en modelo oficial.
La acción protectora en este caso comprenderá las pensiones contributivas de incapacidad permanente y muerte y supervivencia derivadas de contingencias comunes y la pensión contributiva de jubilación, con la extensión y el alcance previstos en la normativa aplicable al régimen de la Seguridad Social en el que estuvieran encuadrados.
Las situaciones asimiladas a la de alta previamente indicadas se mantendrán exclusivamente durante el periodo de desplazamiento que tenga origen en la contratación formalizada en España, incluso si el trabajador cambia de país de destino, siempre que en este último concurran las condiciones establecidas en los artículos 3.a, 3.b o 3.d de la norma.

Cualquier nueva contratación que se formalice fuera de España comportará la extinción de la situación asimilada a la de alta. No obstante, no se considerará nueva contratación, la firma de aquellos contratos que se suscriban al país de destino a los exclusivos efectos del cumplimiento de los requerimientos de la legislación local, siempre que el contrato con la empresa de origen se mantenga en vigor al mismo tiempo, la relación laboral con esta empresa prevalezca en todo momento sobre la relación con la empresa local y continúen concurriendo las condiciones del artículo 3.

La norma también regula la información que debe ser comunicada por las empresas a la Tesorería General de la Seguridad Social. La orden entra en vigor el día primero del cuarto mes siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado y establece un régimen transitorio:

  1. Las empresas que cuenten con trabajadores en la situación del artículo 3.b deberán comunicar este desplazamiento a la Tesorería General de la Seguridad Social, en el plazo de seis meses contados desde la entrada en vigor.
  2. Las empresas que cuenten con personas trabajadoras desplazadas al extranjero que, en la fecha de entrada en vigor de esta orden, se encuentren en alguna de las situaciones contempladas en los artículos 3.c y 3.d podrán, previo acuerdo con las personas afectadas, solicitar la vinculación voluntaria de las mismas a la Seguridad Social Española.
  1. La norma no originará ningún derecho para un período anterior a la fecha de su aplicación.

 

 

 

DEP. LABORAL

Leave a Reply